dimarts, 14 d’octubre de 2014

SIN COMERLO, NI BEBERLO (2ª MATAGALLS-MONTSERRAT)

Quien me iba a decir que repetiría la Cursa de la Matagalls-Montserrat de 85,5km después de 6 años que hice la primera, hay que tener ganas de aventura!

La verdad es, que no le costó mucho convencerme a Carmen, amiga y compañera de trabajo de Isa en el Hospital del Vall d’Hebron.

El miércoles 17 de septiembre estaba cambiándome a medio día en el trabajo, para correr con José, llamé a Isa, para hablar un rato con ella, estaba en el comedor del Hospital y no se le ocurrió otra cosa que decirme que estaba con Carmen, y que el sábado iba a hacer la Matagalls-Montserrat. Carmen le dijo a Isa un poco en broma que me dijese que fuese con ella, yo, le seguí el rollo y le dije que sí, en ese momento Carmen empezó a “mover hilos”, y pin-pan “sin comerlo, ni beberlo” apuntado sin estar preparado, pero, quien dijo miedo.

El sábado 21 de septiembre de 2014, nos levantamos Isa y yo, con mucha tranquilidad, habíamos quedado en la estación de Sant Feliu de Llobregat con Carmen y sus compañeros del Club de Running. Ya tenía toda la mochila preparada con los calcetines de recambio, un par de camisetas, camelback lleno de gatorade, vaselina para los pies, pezones, hombros… para no sufrir rozaduras, frontal y todo lo necesario para estar toda la tarde y noche de aventura desde el Montseny hasta Montserrat, que no es poco.

Me preparé un buen bocata de jamón, que me dijeron que me sentaría de lujo para antes de empezar.

Isa me llevó a la estación de Sant Feliu con su coche, y una vez allí llamamos a Carmen y estaba con la otra Carmen (una compañera del club de Running) y poco a poco iban llegando todos los del club de Sant Feliu a la estación.

Cogemos el tren dirección a Barcelona, donde nos espera un autobús para llevarnos a todos a Coll Formic, de donde saldrá nuestra aventura.

A eso de las 14:00h llegamos a Coll Formic, es muy temprano, la salida la tenemos a las 17:11h, pero ya contábamos con éste horario. Todos los compañeros de Carmen y yo, nos perdemos por el bosque para comernos los bocatas ó algunos casos fiambrera con pasta, y hacemos bromas para que el tiempo pase más ameno.



A la hora en punto nos dan paso para realizar nuestra salida, y ya no hay vuelta atrás, nada más salir, nos dan una taza para llevar toda la travesía y poder beber en los avituallamientos, yo me la cuelgo de la mochila y empezamos a correr un poco a trote cochinero, disfrutando del ambiente.

Me comentan que han tomado la salida unas 4500 personas, durante todo el trayecto no paramos de adelantar personas, hay mucha gente que hace todo el recorrido andando. El ambiente es de fiesta, es una carrera en la cual la mayor parte de participantes van en grupos, el grupo con el que estoy corriendo yo, no los conocía hasta el día de hoy, pero tenemos tiempo de sobras para conocernos, son Carmen, Peralta, David (hijo de Peralta), Tito, Javier y yo, 6 valientes.

Llegamos a Aiguafreda, bastantes kilómetros de bajada en éste tramo (kilómetro 17). Esto acaba de empezar, y nos paramos a tomar líquidos y algo de sólido, nos hará falta para seguir corriendo. Estuvimos parados unos 20 minutos, quizás demasiado, pero, no tenemos prisa.
Volvemos a arrancar y ésta vez lo que nos vienen son subidas considerables, nos dirigimos hacia la Collada.

Unos 11 kilómetros más hasta llegar a éste punto, hemos subido bastante, volvemos a tener bajadas hasta el siguiente avituallamiento sólido, Coll de Posas (Km 32,8).

Ya nos falta menos, son casi las 11 de la noche, desde las 17:11 que salimos de Coll Formic, ya llevamos un ratito de travesía. Hemos estado parados unos 35 minutos, yo me he cambiado el calcetín derecho, noto molestias y me he embarnizado los pies con más vaselina, también me he cambiado la camiseta, estaba muy sudada, y a seguir con la aventura.

Parece mentira, pero ya hemos llegado a San Llorenc Savall es la una de la mañana (Km 46,5). YA NOS QUEDA MENOS DE LA MITAD, aquí he llamado por teléfono a Jordi Padró, un compañero de trabajo, que tiene una amiguita en éste pueblo, se ha acercado al avituallamiento para saludarme. Demasiado tiempo parados, más de 35 minutos, el motivo ha sido que no encontrábamos a Tito, que va un poquito a su rollo, pero, no pasa nada, no tenemos ninguna prisa, sólo queremos disfrutar y acabar en Montserrat vivos.



Nos vamos hacía el otro punto de parada, pin-pan, Camí Moliner (Km 61,5). Situado en la urbanización de Cavall Bernat, yo tengo el cuerpo descompuesto del picoteo de los avituallamientos.

Una vez llegamos allí, volvemos a perder a Tito, estamos preocupados, ya que, hacía muy mala cara, uno de los del grupo, Peralta de 64 años de edad, va a ver si lo encuentra, porque ya llevábamos más de 30 minutos parados. Yo les indico que tiro hacía adelante, ya que me quiero parar a hacer mis necesidades fisiológicas, tenía un dolor de barriga del copón. En un desvío para el bosque de Matadapera, hago mi parada técnica, en eso que escucho al grupo hablar y me doy prisa para no perderlos de vista, dolor de barriga solucionado.

Ahora queda uno de los momentos más duros, aunque sólo faltan algo más de 20 kilómetros, el cuerpo ya está cansado, pero, hemos de tirar de mente.

En el kilómetro 67,2 hay otra subidita, Coll del Queixal, sólo está a 6 kilómetros de la última parada, pero, se hace largo y cansado, esto está chupado.

Llegamos al avituallamiento de Vacarisses, aquí nos hemos desfogado un poco y yo me he ido sólo para quitarme un poco de adrenalina, son algo más de las 7 de la mañana del domingo 21. Llamo a Isa y estoy un ratito hablando con ella, le toca trabajar. Hablamos y bromeamos un poco, hasta que van viniendo el resto del grupo.

A partir de Vacarisses, el ritmo es muy tranquilo, ya ha amanecido y vamos hablando y riendo, estamos contentos porque tan sólo nos quedan algo más de 10 kilómetros (Un Martes con la punta…).

Llegamos a Monistrol, ya estamos en la falda de Montserrat, sólo queda subir la montaña. Xavi está arriba esperándome, para recoger lo que quede de mí cuando llegue arriba.

Son las 9 y algo de la mañana y Peralta dice que a partir de éste punto, tonto el último, y cada uno tira hacia arriba como puede. Yo, me desquito y subo en poco más de 43 minutos desde Monistrol hasta la meta situada en la plaza del Monasterio donde me espera Xavi. Cuando estoy llegando al cemento (“Las escaleras diabólicas”), veo a Xavi haciéndome una foto y me acompaña para subir conmigo. Estoy sudando la gota gorda y a él también le cuesta ir por delante de mí.

Xavi se adelanta para poder hacerme la foto de la llegada, y lo consigue sacándome con los brazos en alto, que momentazo, parece mentira, pero, acabo de meterle 85,5 Km. y casi 17 horas de esfuerzo a mi cuerpo.

Una vez cruzada la meta, me dan el trofeo por haber conseguido llegar y con las pocas fuerzas que me quedan, intento beber líquido. Xavi me tiene que ayudar casi hasta respirar, no podía esperar menos de él, ya que siempre está ahí cuando lo necesito.


Al cabo de un buen rato empiezan a llegar los componentes del grupo con bastante cara de alegría por parte de todos, nos saludamos y nos hicimos una foto en familia para tener un buen recuerdo de mis nuevos amigos de fatigas deportivas.

Por ser la segunda vez que hago esta cursa, estoy bastante contento y en mejores condiciones que la primera vez, y, eso que no tuve tiempo de prepararla.

Si alguna vez repito esta hazaña, será, con mis companys de Los Martes.

El Promesas

Fede




Crónica Cursa Dona Corbera Llobregat 2014

A las 6:30 de la mañana me despierto por los ruidos de una tormenta, me parece difícil que vayamos a poder correr la Cursa de la Dona, no parece que vaya a parar, y además el terreno estará impracticable, es todo el recorrido por montaña,  y su gran mayoría no precisamente pista. Me vuelvo a dormir, hay que descansar bien.

Sorpresa cuando me levanto a las 8, no llueve y hasta parece despejado, parece que podremos correr.

Lo primero un buen desayuno para coger fuerzas y luego a buscar el dorsal.

Se nota que corro en casa, un buen rato saludando y hablando con participantes, espectadores y organizadores, la mañana empieza bien, y hasta ha salido el Sol.

Para animar y dar fuerzas desde primera hora ya están Sergio y Nil, que lujo. Me dan fuerzas y además aseguramos reportaje de fotos.

Ya tengo dorsal, dejo la bolsa, nos vamos a calentar un rato Sam, Eva, Daniela y yo. Se nota el entreno que hicimos con Los Martes (Fede, Sergio y Xavi) esta semana, gracias equipo! Estamos motivadas para hacer una buena cursa.

De momento la organización está de fábula, como siempre, y con un ambiente y una animación muy buena, hasta batucada.

Son las 10:30, esto va a empezar, nos ponemos en primera fila, a menos de 1 km empieza un camino muy estrecho y de subida, creemos que se hará tapón.

Dan la salida, y empezamos a tope, detrás de la ganadora del año pasado, y a un ritmo alto, demasiado para mí, todo para no coger el tapón,  pero esto lo pago toda la carrera.

Empieza la primera subida, y aun bien, recupero un poco en la primera bajada voy entre las 5 o 6 primeras, pero a las 3 primeras ya las he perdido de vista.

Justo antes de empezar la primera subida y la más dura de la carrera está mi madre animando, esto siempre se agradece y más para afrontar el tramo más duro.

En la subida vamos varias chicas juntas, yo voy sufriendo, en el último tramo de la subida la cuarta se nos va un poco, nos quedamos la quinta, sexta y séptima a ritmos parecidos y cambiando la posición constantemente, es divertido y no permite bajar la guardia en ningún momento.

Empieza la bajada, me hubiera gustado ir más rápido,  es un buen tramo para recuperar tiempo, pero aquí se nota el primer kilómetro tan rápido. Consigo mantener la posición.

En el siguiente repecho vuelve a estar mi madre y Miquel, me dan más ánimos que me dan alas...ya solo queda una subida de unos 500 metros y luego ya todo bajada o plano. Seguimos las 3 corredoras juntas cambiando de posición continuamente, esta emocionante.

La subida la hago mejor de lo que pensaba, ya solo queda bajada y plano, así que a apretar los dientes en este tramo final. Nos equivocamos un par de veces...nos vamos avisando, el ambiente es genial. Empieza el tramo final de pista, una de las chicas empieza a apretar, yo la sigo, la otra chica se queda un poco, que duro!

Llegamos las dos prácticamente juntas al tramo de apenas 100 metros de pueblo, donde está la llegada, que además es subida! Entramos en el mismo segundo, ella un pie por delante. La llegada es espectacular, lleno de gente animando, y entre ellos Sonia, Sergio, Nil y África.

Tenemos una medalla todas las participantes, fruta y agua. Una vez más, un 10 para la organización.

Saludo a todos, y me voy a hacer unos masajes, me sientan de fábula.

Esperamos un poco, salen las clasificaciones, sexta de la general y tercera de categoría, no está mal, finalmente habrá podium y copa, una más en el historial de Los Martes!


Este año el nivel ha sido alto y muchas participantes (300), por lo que estoy orgullosa con la carrera y del resultado. Buen inicio de temporada, normalmente en Los Martes los trofeos llegan a final de temporada!


El año que viene repito...


Sandra Moriana

dimecres, 1 d’octubre de 2014

Media Maratón Ruta Vino Somontano (27.09.2014) (versión castellano)

Hace casi 5 años que el equipo de Los Martes hicimos nuestra primera excursión. Fue en el año 2009 en Behobia. La experiencia fue muy bonita, y ahora, creíamos oportuno comenzar una nueva aventura (viaje + carrera).

Esta nueva aventura llevaba dos años dándome vueltas en la cabeza, pero este año se hará realidad y nos iremos ha hacer la Media Maratón Ruta del Vino Somontano, en la población de Barbastro. Además, esta carrera siempre hace un homenaje a un atleta profesional, y este año el honor ha recaído en la figura del gran Chema Martínez.

Con todo esto, Fede y su grupo, y yo con el mío, nos fuímos el sabado por la mañana hacia Barbastro. El viaje fue muy cómodo, y en casi 2 horas llegamos. Nos instalamos en el Hotel Clemente (a 400 metros del inicio y final de las carreras) y nos fuimos hasta el Centro de Congresos a recoger los dorsales y obsequios. Primero recogemos las cosas de Ona y Marc, y después Fede y yo recogemos los nuestros.

Una vez solucionado el tema de preparación de la carrera, nos fuímos hacia el Parque de la Paz, donde comimos y los niños pudieron jugar un rato.
Cogiendo fuerzas antes de la carrera

Volvimos al Hotel, descansamos un rato y a las 16:30h ya estabamos preparados para comenzar con las carreras infantiles (iniciación y Milla escolar), y posteriormente, con la Media Maratón.
Los guerreros de Los Martes

A las 17h, comienza la cursa de Ona. 250 metros (aproximadamente), pero en subida. Ona se lo pasa bién, va muy contenta, y poco a poco consigue llegar al final. Coge su nueva medalla (y ya lleva 5!) y su bolsa de merienda. Lo que más le gustó, es que había una bolsa de “gusanitos”, jaja!
Como disfrutan Ona y Alexia

A las 17:10h, comienza la Milla Escolar. Allí la participación de Los Martes corre a cargo de Marc. Sale y ya no lo volvemos a ver hasta que al fondo vemos un chico que le saca dos cabezas al resto. Le grabamos, le fotografiamos y con un tiempo de 7’11” llega a meta (posición 55 i 6º de su categoría).
Entrada a meta del Marc

Y ahora sí, llega la hora de la verdad. Fede y yo comenzamos a calentar. En medio del calentamiento me encuentro a los compañeros de corredors.cat (Koldo, Patiño i Vladi). Fede nos hace la foto de corredors.cat y después de comentar las últimas dudas del perfil del Medio Maratón con Vladi, marchamos a continuar con el calentamiento y estiramientos. Para finalizar la última parte de nuestro calentamiento, entramos en el Parque de la Paz (donde habíamos comido) y hacemos una vuelta. Cuando estamos a punto de salir, vemos a Chema Martínez. Fede le dice que nos ha de firmar su libro y que le hemos de dar el nuestro “Todo es posible”, y que se deberá esperar. Nos dice que sí, y le dejamos marchar.
Aquí todavía estabamos fresquitos!!

Estiramos y nos ponemos en la línea de salida. La línea de salida no coincide con la línea de llegada. Creo que la diferencia es el pico de los 21 kilómetros, o sea, los 0,97 metros.

A las 18h, con calor (pero no mucha), comenzamos a trotar. La idea es ir con la liebre de 1h45’ hasta Pozán de Vero (10,5km). Es el tramo con ligera subida y con el Sol de cara. Pero vemos que habrá mucha gente, y decidimos ir un poco más adelante, pero controlando en todo momento el ritmo.

Los primeros kilómetros son bastante buenos. Tenemos tramos de sombra, pendiente floja, y gente animando. Pasamos el puente y nos vamos hacia la zona de la carretera que nos llevará primero a Castillazuelo y después a Pozán de Vero. Es el tramo más aburrido, aunque hay gente de las casas que hay por los alrededores que ha bajado hasta la carretera para animarnos.
Pasando por el puente

Sobre el kilómetro 4, comienzo a notar el dolor que llevo dos semanas arrastrando en la parte posterior de la pierna derecha. Continúo, quiero olvidarme y ver si pasa, pero parece que no. La única cosa que me ayuda un poco es mojarme la zona con agua en cada punto de avituallamiento (da gusto una carrera donde tengas agua cada 2,5km).

Van pasando los kilómetros y el ritmo continúa siendo mejor del que inicialmente habíamos pronosticado. En el kilómetro 7, encontramos una tramo con una pendiente más fuerte, pero aflojando un poco la podemos pasar sin muchos problemas.

Cuando vamos por el kilómetro 8, por el otro lado de la carretera vemos a la “gacela blanca” (Chema Martínez). Lleva una sonrisa de palmo, y viene chocando la mano con todos los corredores que vamos por el otro lado. Le chochamos la mano y nos vamos hacia Pozán de Vero.

Antes de la entrada al pueblo saludo a Koldo que lleva un buen ritmo. Nosotros continuamos con nuestro ritmo, pero las molestias no desaparecen. Entramos en el pueblo y nos encontramos el último tramo de subidita hasta el kilómetro 19. Es corta y la conseguimos pasar, pero las piernas ya piden alguna pendiente negativa.

Hecho el cambio de sentido, volvemos hacia Barbastro. El recorrido no hace una pendiente de mucha bajada, pero se nota, y rápidamente las piernas se ponen a ritmos de 4’47”-4’49”. A la salida del pueblo vemos a Patiño, la saludamos y continuamos con nuestra aventura.

Ya llevamos muchos kilómetros con un grupillo, y a veces con unos metros de diferencia y otras veces más juntos, vamos comiendonos los kilómetros con el objetivo de llegar a Barbastro.

Yo continúo con mis dolores y Fede tampoco va mucho mejor, por lo tanto, no hablamos mucho. Sólo nos vamos hablando para avisarnos mutuamente que no apretemos el ritmo. Recordamos las palabras de Vladi, que nos ha dicho que hace falta guardar fuerzas para la subida del kilómetro 19.

Y después de unos cuantos minutos, con el Sol escondiéndose, llegamos al puente (con mucha animación). Aquí hemos tenido fuerzas para cogernos de las manos y que nos hicieran una fotografía, pero no le ha dado tiempo al fotógrafo. Lástima!

Pero 300 metros más adelante, llega la subida y le digo a Fede que ya no puedo. Él me dice que ahora no puedo bajar los brazos, y consigo apretar los dientes y subir la temida subida como pude. El ritmo es muy lento, pero paso a paso, llegamos arriba, y ya comenzamos el tramo por el interior de Barbastro.
El perfil vuelve a hacer bajada, y lo agradecemos. Vamos corriendo, y mi cabeza sólo busca la puerta del Hotel, dado que sabe que 400 metros más adelante se acaba el Medio Maratón.

Por fín, aunque se me ha hecho largo, vemos el Hotel. Giramos al final de la calle y nos dirigimos a la recta final.

Rápidamente veo la manopla de color azul que mueve Esther. Aviso a Fede que estan allí, en el lado derecho de la calle. Nos vamos acercando y vemos a Alexia y Ona que no paran de animarnos (Isa, Marc y Esther también), y quieren venir con nosotros para hacer los últimos metros juntos. Las cogemos, y conseguimos llegar.

Paro el cronómetro, y veo que he hecho 1h:43’54” (posición 178). Estoy cansado, me hace daño la pierna, pero estoy muy contento. He bajado mi mejor marca en Media Maratón en dos minutos, todo y no estar fino.

Fede ha hecho 1h:43’43” (posición 172).

Nos felicitemos, le doy las gracias a Fede, por no haberme dejado parar en el kilómetro 19, y nos vamos a recuperar fuerzas y estirar un poco.

Pasados unos minutos, recuperados, volvemos a ver a Vladi. Él también ha hecho su mejor marca (sub 1h48’). Ha sido una buena tarde.

Recogemos, y decidimos ir a buscar a Chema Martínez, para pedirle que nos firme su libro “No Pienses, Corre”, y darle el nuestro.

Rápidamente lo vemos en la zona donde el Club de Atletismo de Barbastro ha instalado una carpa. Se está haciendo fotos con todos. Nos esperamos, le enseñamos su libro. Lo firma y le hacemos entrega del nuestro. Nos pide que se lo dediquemos, cosa que Fede y yo, hacemos encantados. Hablamos un rato, y nos hacemos unas fotografias con él. Da gusto encontrar gente que lo ha ganado todo, y que es tan cercano al resto de corredores “populares”. Ya me caía bién desde la última vez que vino al Maratón de Barcelona, y aunque no se pudo clasificar para los Juegos Olímpicos de Londres, tuvo una sonrisa para nosotros y se hizo una foto con mi hermano (Jordi) y Fede. Y ahora con el detalle que ha tenido con nosotros, agradeciéndonos que le hiciéramos entrega de nuestro libro, son esos detalles que nunca se borraran de mi memoria. Chema eres muy grande!! Y que tengas mucha suerte en tus retos del Atacama y de la Antártida.
"Todo es posible" con Chema Martínez

Después del “momentazo”, nos vamos al Hotel, ducha y hacia la pizzeria “Il Piccolo Paesino”, para celebrar nuestras carreras de hoy.
Celebrándolo en "Il Piccolo Paesino"

Lástima que al día siguiente comenzó a llover y no pudimos hacer la excursión al Salto de Bierge, pero ya volveremos alguna otra vez, porque el Medio Maratón está muy bien organizado, cuidan al corredor y es muy bonito el reconocimiento que hacen a nuestros atletas (Abel Antón, Chema Martínez, Fermín Cacho, ...). Continuad así, Club de Atletismo de Barbastro!!


Ahora, a recuperarme de la pierna (eso lo intentarán en el Aqua Sensum de Olesa de Montserrat) y comenzaremos a trabajar de la mano de Pedro Nimo. Tengo muchas ganas de compartir Behobia con este gran atleta.

Media Maratón Ruta Vino Somontano (27.09.2014) (versió català)

Fa quasi 5 anys que l’equip de Los Martes va fer la seva primera excursió. Va ser al 2009 a Behobia. L’experiència va ser molt bonica, i ara, vam creure oportú començar una nova aventura (viatge + cursa).

Aquesta nova aventura portava dos anys donant-me voltes pel cap, però aquest any es farà realitat i ens anirem a fer “el Medio Maratón Ruta del Vino Somontano”, a la població de Barbastro.  A més a més, aquesta cursa sempre fa un homenatge a algún atleta professional, i aquest any l’honor ha recaigut en la figura del gran Chema Martínez.
Agafant forces abans de les curses

Amb tot això, el Fede i la seva colla, i jo amb la meva, vam marxar el dissabte al matí cap a Barbastro. El viatge va ser molt còmode, i en quasi 2 hores ja havíem arribat. Ens vam instal·lar a l’Hotel Clemente (a 400 metres de l’inici i final de les curses) i vam anar fins al Centre de Congresos a recollir els dorsals i obsequis. Primer vam recollir les coses de l’Ona i el Marc, i després el Fede i jo vam recollir les nostres.

Un cop enllestit el tema preparació cursa, ens vam anar cap al Parc de la Pau, on vam menjar i els nens van poder jugar una estona.

Vam tornar a l’Hotel, vam descansar una estona i a les 16:30h ja estavem preparats per començar amb les curses infantils, i posteriorment, amb la Mitja Marató.
Los Martes al poder!!

A les 17h, va començar la cursa de l’Ona. 250 metres (aproximadament), però en pujada. L’Ona s’ho passa bé, va molt contenta, i xino-xano aconsegueix arribar al final. Agafa la seva nova medalla (i ja porta 5) i la bossa del berenar. El que més li va agradar, és que hi havia una bossa de “gusanitos”, jaja!
Que be s'ho passa l'Ona i l'Alexia.

A les 17:10h, comença la Milla Escolar. Allà la participació de Los Martes corre a càrrec del Marc. Surt i ja no el tornem a veure fins que al fons veiem un noi que li treu dos caps a la resta. El gravem, el fotografiem i amb un temps de 7’11” arriba a meta (posició 55 i 6è de la seva categoria).

I ara sí, arriba l’hora de la veritat. El Fede i jo comencem a escalfar. Enmig de l’escalfament em trobo amb companys de corredors.cat (Koldo, Patiño i Vladi). El Fede ens fa la foto de corredors.cat i després de comentar els últims dubtes del perfil de la mitja amb el Vladi, marxem a continuar amb l’escalfament i estiraments. Per finalitzar l’última part del nostre escalfament, entrem al Parc de la Pau (on havíem dinat) i fem una volta. Quan estem a punt de sortir, veiem al Chema Martínez. El Fede li diu que ens ha de signar el seu llibre i que li hem de donar el nostre “Tot és possible”, i que s’haurà d’esperar. Ens diu que sí, i el deixem marxar.
Abans de començar

Estirem i ens posem a la línia de sortida. La línia de sortida no coincideix amb la línia d’arribada. Crec que la diferència és l’afegit als 21 kilòmetres, o sigui, els 0,97 metres.

A les 18h, amb calor (però no molta), comencem a trotar. L’idea és anar amb la llebre de 1h45’ fins a Pozán de Vero (10,5km). És el tram de lleugera pujada i amb el Sol de cara. Però veiem que hi haurà molta gent, i decidim anar una mica més endavant, però controlant en tot moment el ritme.
Molt bonic aquest pas pel pont

Els primers kilòmetres són bastant bons. Tenim trams d’ombra, pendent fluixa, i gent animant. Passem el pont i ens anem cap a la zona de la carretera que ens portarà primer a Castillazuelo , i després a Pozán de Vero. És el tram més avorrit, encara que hi ha gent de les cases que hi ha al voltant que ha baixat fins a la carretera per animar-nos.

Sobre el kilòmetre 4, començo a notar el dolor que porto dues setmanes arrossegant en la part posterior de la cama dreta. Continuo, vull oblidar-me i veure si passa, però sembla que no. L’única cosa que em reconforta una mica és mullar-me la zona amb aigua en cada punt d’avituallament (dóna gust una cursa on tens aigua cada 2,5km).

Anem passant kilòmetres i el ritme continua sent millor del que inicialment havíem pronosticat. Al kilòmetre 7, trobem un tram d’una pendent més forta, però afluixant una mica la podem passar sense massa problemes.

Quan anem pel kilòmetre 8, per l’altre costat de la carretera ve la “gacela blanca” (Chema Martínez). Porta una rialla de pam, i ve xocant la mà amb tota la colla de corredors que anem per l’altre costat. Li xoquem la mà i ens anem cap a Pozán de Vero.
Abans de l’entrada al poble saludo al Koldo que porta un bon ritme. Nosaltres continuem amb el nostre ritme, però les molèsties no desapareixen. Entrem al poble i ens trobem l’últim tram de pujadeta fins al kilòmetre 19. És curt i l’aconseguim passar, però les cames ja demanen alguna pendent negativa.
Fet el canvi de sentit, tornem cap a Barbastro. El recorregut no fa una pendent amb molta baixada, però es nota, i ràpidament les cames es posen a ritmes de 4’47”-4’49”. A la sortida del poble veiem a la Patiño, la saludem i continuem amb la nostra aventura.

Ja portem molts kilòmetres amb un grupet fet, i a vegades amb més metres de diferència i altres més junts, anem menjant-nos els kilòmetres amb l’objectiu d’arribar a Barbastro.

Jo continuo amb els meus dolors i el Fede tampoc va massa millor, per tant, no parlem massa. Només ens anem parlant per avisar-nos mútuament que no apretem el ritme. Recordant les paraules de Vladi, que ens va dir que s’havien de guardar forçes per la pujadeta del kilòmetre 19.

I després d’uns quants minuts, amb el Sol amagant-se, arribem al pont (amb molta animació). Aquí hem tingut forces per agafar-nos de les mans i que ens fessin una fotografia, però no li ha donat temps al fotògraf. Llàstima!!

Però 300 metres més endavant, arriba la pujada i li dic al Fede que ja no puc. Ell em diu que ara no puc baixar els braços, i aconsegueixo apretar les dents i pujar la temuda pujadeta com puc. El ritme és molt lent, però pas a pas, arribem a dalt, i ja comencem el tram per l’interior de Barbastro.

El perfil torna a fer baixada, i ho agraïm. Anem corrent, i el meu cap només busca la porta de l’Hotel, donat que sap que 400 metres més endavant s’acaba la Mitja.

Per fí, encara que se’ns s’ha fet llarg, veiem l’Hotel. Girem al final del carrer i enfilem la recta final.

Ràpidament veig la manopla de color blau que mou l’Esther. Aviso al Fede que estan allà, al costat dret del carrer. Ens anem apropant i veiem a l’Alexia i a l’Ona que no paren d’animar-nos (L’Isa, el Marc i l’Esther també), i que volen vindre amb nosaltres per fer els últims metres junts.  Les agafem, i aconseguim arribar.

Paro el cronòmetre, i veig que he fet 1h:43’54” (posició 178). Estic cansat, em fa mal la cama, però estic molt content. He baixat la meva millor marca en Mitja Marató en dos minuts, tot i no estar fí.
El Fede ha fet 1h:43’43” (posició 172).

Ens felicitem, li dono les gràcies al Fede, per no haver-me deixat parar al kilòmetre 19, i ens anem a recuperar forces i estirar una mica.

Al cap d’uns minuts, recuperats, tornem a veure al Vladi. Ell també ha fet la seva millor marca (sub 1h48’). Ha estat una bona tarda.

Recollim, i decidim anar a buscar al Chema Martínez, per poder demanar-li que ens signi el seu llibre “No Pienses, Corre”, i donar-li el nostre.

"Tot és possible" amb Chema Martínez
Ràpidament el veiem a la zona on el Club d’Atletisme Barbastro ha disposat una carpa. S’esta fent fotos amb tothom. Ens esperem, li ensenyem el seu llibre. El signa i li fem entrega del nostre. Ens demana que li dediquem, cosa que el Fede i jo, fem encantats. Xerrem un estona, i ens fem unes fotografies amb ell. Dóna gust trobar gent que ho ha guanyat tot, i que és tant propera a la resta de corredors “populars”. Ja em queia bé des de l’última vegada que va venir a la Marató de Barcelona, i encara que no es va poder classificar pels Jocs Olímpics de Londres, va tenir un somriure i es va fer una foto amb el meu germà (Jordi) i amb el Fede. I ara amb el detall que va tenir amb nosaltres, agraint-nos que li fessim entrega del nostre llibre, són aquells detalls que mai s’esborraran de la meva memòria. Chema ets molt gran, i que tinguis molta sort en els teus reptes al Atacama i a l’Antàrtida.

Després del “momentazo”, ens anem a l’Hotel, dutxa i cap a la pizzeria “Il Piccolo Paesino”, per celebrar les nostres carreres d’avui.
Bones pizzes al "Il Piccolao Paesino"

Llàstima que al dia següent va començar a ploure i no vam poder fer l’excursió al Salto de Bierge, però ja tornarem alguna altra vegada, perquè la Mitja està molt ben organitzada, cuiden al corredor i és molt bonic el reconeixement que fan als nostres atletes (Abel Antón, Chema Martínez, Fermín Cacho, ...). Continueu així Club d’Atletisme de Barbastro!!


Ara, a recuperar-me de la cama (això ho intentaran al Aqua Sensum d’Olesa de Montserrat) i començar a treballar de la mà del Pedro Nimo. Tinc moltes ganes de compartir Behobia amb aquest gran atleta.