dilluns, 24 de març de 2014

Por fin ha llegado el día de la Maratón de BCN 2014, el entreno ha sido bueno, la base de entrenar para hacer el Cinc Cims ha servido de lanzadera para estar preparados para hacer los 42, 195 m.

Ha sido una semana muy dura de trabajo, me temo que no he descansado lo que merece una carrera como la maratón, pero, las cartas están echadas.

Al final bajaremos Xavi y yo en mi coche, todos los demás bajaran más tarde, no es necesario que madruguen tanto, excepto mi míster que siempre está ahí (gracias otra vez Xavi).

Son las 5:45 de la mañana del día 16 de Marzo de 2014, suena el despertador y ni siquiera tengo que abrir los ojos, porque los tengo abiertos toda la noche de no dormir, muchos nervios, ni siquiera la valeriana que me ha dado Isa ha servido para descansar bien. Hago mi ritual de ir al lavabo, me pongo vaselina en los pies, tetas, entre las piernas… vaya en todo lo que puede ocasionar roces, me pongo la ropa que decidí por la noche que llevaría y a tomarme mi té con las dos tostadas de rigor. Cojo el coche y voy hacia Olesa que me está esperando Xavi a las 6:45 en la esquina de su calle, se sube al coche y nos vamos para Barcelona. Aparcamos el coche en el parking de un compañero de Xavi, para estar más tranquilos, resulta que el final de la carrera pasa por la misma puerta de párking. Nos vamos chino chano hacia plaza España y se respira un ambiente de maratón, un ambiente de fiesta muy especial, que hace que te entren unas cosquillas por la barriga. Llegamos a la zona de las salidas y nos hacemos una foto, que le pedimos a un guiri que nos la haga. Después de un ratito, Xavi se va para el centro comercial Las Arenas, donde había quedado con Sandra y Jordi, y yo, voy para las fuentes para ver si estaba José, mi compañero de trabajo, pero no lo vi.

Caliento un poco, estiro y voy a hacer un pis, como ya son las 8:15, voy bajando para colocarme en el cajón de las 3 h 30 min., hay mucha gente por todos los sitios, dicen que sólo 18.000 personas (tela). Me coloco atrás del todo donde están las liebres con las banderas. El rato de espera se hace divertido, me da tiempo que una chica de la organización me haga una foto con mi móvil, y la envío a los martes y a Isa.

Dan en primer pistoletazo y salen las sillas de ruedas, al cabo de 3 min. salen los africanos con los que más corren y luego me toca salir a mí. Cuando salimos los de mi cajón, salgo el último y disfruto mirando a la gente y buscando a Sandra, Xavi y Jordi, pero, no veo a nadie, y ellos tampoco me ven a mí.
18000 valientes
Empieza mi carrera, intento llevar un ritmo cómodo, me encuentro con ganas y con fuerzas, pero quedan un montón de Kilómetros, y se ha de ser prudente. Llevo ritmos cómodos, pero algo más rápido de lo que debería, voy controlando en todo momento el reloj, pero las piernas no saben ir despacio, y la media está a 10 seg. más rápido de lo que toca.

Paso por el Km 5, y muy bien, entre el 5 y el 10, un guiri se cruza por detrás de mí, me da una patada en el gemelo derecho y me tira al suelo, que cabreo que pillo, es el típico corredor con pantalón de playa y camiseta de algodón, yo creo que iba bebido. Parece que no tengo secuelas graves, me molesta un poco el gemelo, pero, como estoy acostumbrado a correr con algún dolor siempre, no pasa res.

Sigo corriendo a ritmo por debajo de 4:50, y pasan los km, disfruto mucho del ambiente, hablo de vez en cuando con corredores que llevo al lado, les hago comentarios y algunos responden, otros no pueden hablar a esa altura de la carrera. Paso el km 14 y me tomo un gel de limón, ningún problema, me sienta bien y en el km 15 bebo agua para que me pase bien, paso por la meridiana de subida, y veo a mis sobrinos con sus hijas, las enanas Carla y Marina, me paro y les doy un beso a cada una, sólo de verles las caras que hacen, me dan una bonificación de 10 seg., sigo subiendo la meridiana y llego al km 20, voy muy bien de tiempo. Bajando la meridiana, paso por la mitad de la maratón con un tiempo de 1 h 41 min, voy en tiempo para poder hacer el objetivo. Vuelvo a ver a mi sobrina Rut y me hacen una foto, esta vez no me paro, porque voy por el otro carril, les saludo y sigo corriendo. En ningún momento de la carrera hasta que Xavi se une a mí, veo a ningún company de Los Martes, es difícil buscar con tanta gente para ellos y para mí. Paso el km 25 y voy muy bien, empieza a hacer calor, pero no noto malas sensaciones, en el km 28 empieza la eterna diagonal en la zona de la torre Agbar, ahí es el primer sitio que me ven mis compañeros de los martes Sandra, Jordi y Xavi, que le veo que está con la ropa preparada para hacerme compañía los 13 últimos km, qué larga se me hace la Diagonal, empiezo a aflojar ritmo para recuperar, siento que me está viniendo alguna pájara, en cuanto paso por la alfombra del km 30, Xavi se une a mí, y empieza la parte más difícil de la maratón, me dice que voy bien y yo le digo que me lleve a 5 min menos 1 seg. que estoy bastante cansado. De ahí en adelante se está haciendo eterna la carrera, hasta el momento, lo estaba pasando genial, es lo que tienen el cansancio y “el tío del mazo”, vemos otra vez a Sandra y Jordi, les saludo y continuamos nuestra aventura. Xavi va súper fresco, normal, acaba de empezar y yo ya llevo unos cuantos km encima. Le comento que me coja Gatorade en el siguiente avituallamiento, se lo voy a coger y me lo tiro por encima, ya no controlo mucho, menos mal que me siento tranquilo pase lo que pase, porque él está a mi lado todo el rato, la verdad que en esos momentos no estás bien pero ayuda saber que hay alguien controlando que no te pase nada. Seguimos corriendo y Xavi me da conversación, pero yo no puedo ni contestarle, en algún momento le digo que no me hable, ya que no me quedan casi fuerzas, entonces entiendo cuando yo le he animado a seguir corriendo en alguna carrera, quizás le habré rayado un poco. A mitad de la calle Marina, me da una rampa en la pierna izquierda y tengo que parar por primera vez, qué dolor, estiro un poco, recupero y volvemos a correr, pero ya a ritmos de supervivencia, cuando pasamos por la calle Pujades, voy con dolores en las piernas y a un ritmo muy lento, el km 36 me sale a 6,16. En el 37 recupero un poco y conseguimos hacerlo en 5,48 es el km que pasamos por el Arco de Triunfo, donde la gente anima mucho, el km 38 lo hacemos a 5,35, hasta el momento estamos en tiempo de hacer las 3 h 30 min., pero a partir del km 38 me da un dolor en el pecho que me asusta y le digo a Xavi que no puedo seguir corriendo, él me dice que no hago buena cara y nos ponemos a andar, cuando recupero un poco intento varias veces correr, pero es casi imposible, preferimos llegar sanos y salvos, todavía me quedan fuerzas para llegar a meta, aunque no haga el objetivo, pero hay otro objetivo a parte de llegar sano y salvo, que es el de bajar de 3 h 46 min, mi mejor tiempo hasta el momento, y andamos bastante alegres el km 39 sale a 7:04, el km40 a 8:07, Xavi y yo podemos hablar un poco, comentamos que lo importante es llegar, yo estoy contento, he cambiado y entiendo que primero es la salud, antes me costaba entenderlo más, estamos subiendo el Paralelo y la gente nos anima, nosotros andamos y corremos un poquito, le digo a Xavi que guardaré un poco de fuerzas para entrar con dignidad a la meta con Alexia, que está esperándome, pasamos el km 41 a 8:08, cuando faltan unos 300 metros para llegar a la meta, Xavi se retira, le doy las gracias y yo empiezo a tirar solo corriendo a paso firme pero despacito y poniendo buena cara, cuando doy la curva de la recta final, Alexia viene corriendo hacia mí gritando FEEEDE, me da la mano y vamos hacia la gloria con alegría, no veo a Isa ni al enano de Marc, están en el lado contrario de la curva, Alexia no tira fuerte de mí, me acompaña y disfrutamos toda la recta del momento, mientras ella me comenta cómo llega la gente, qué mayores son algunos y muchas cosas, no para de hablar, me da mucha alegría entrar con ella y cruzar la meta.
Objetivo conseguido

Una vez cruzada la meta veo a Sandra, Jordi, Sergio, su prima que nos animan y nos felicitan, estoy contento por haber acabado sin llegar con muy mala cara. El tiempo final ha sido 3 horas 41 minutos 05 segundos. Con todo lo sufrido he mejorado en más de 5 minutos mi mejor tiempo.

Quiero dar las gracias a mi pareja Isa, por aguantar todos los días que he tenido que madrugar para entrenar, y eso ha ocasionado no poder hacer planes los sábados, gracias por estar ahí, T´ESTIMO AMOR.

También a todos mis compañeros de los Martes, Sandra, Xavi, Sergio, Jordi por acompañarme en entrenos largos, sin todo el apoyo que he tenido no hubiese podido terminarla.

Que no haya bajado de las 3 :30 no tiene ninguna importancia para mí, todo lo demás sí.

El Promesas
Fede

dimarts, 11 de març de 2014

2 liebres, 1 objetivo

Han pasado ya dos días desde la finalización de la Cinc Cims. Estoy muy contento por el tiempo conseguido, la clasificación, ... y me siento muy fuerte de piernas. Así, que sin pensármelo mucho, le digo a Jordi que me prepare un planning de entrenamiento para mejorar mi tiempo en 10 km (44’19”).

Dicho y hecho. Jordi me prepara un planning de 3 días de entrenamiento, más uno opcional para coger la rapidez que las piernas no tienen actualmente. Buscamos donde podemos hacer un buen resultado, y después de analizar varias cursas (Calafell, Gava, Cornellà, …), decidimos que lo intentaremos en los 10km de la Media de Gavá, el día 02 de Marzo.

Me pongo en marcha. Durante 5 semanas entreno 4 días. Hago entrenamientos suaves (normalmente los Martes con Fede y Sandra), madrugo (los Jueves a las 5:15h), series (los sábados con Jordi) y tiradas largas con Fede (que está preparando la Marató de Barcelona).

Los días pasan y cada vez tengo la sensación que las piernas continúan igual o más fuertes, y mi cuerpo ha conseguido coger el ritmo rápido que necesito para poder alcanzar el objetivo.

Llega el domingo 02 de marzo. Son las 7:45h de la mañana, y Fede y Jordi me pasan a buscar para ir a la Carrera (son mis dos liebres, que me llevaran hacia la consecución de mi objetivo). Dejamos el coche bastante cerca y nos dirigimos hacia la zona de la salida.
Que suerte tengo!!! Buenas liebres, mejores amigos

Nos preparamos, dejamos las bolsas y comenzamos a calentar. Fede decide cambiar la talla de la camiseta y volvemos a subir al coche, para cogerla y que se la puedan cambiar. Una vez hecho todo esto, calentamos un poco más y ya nos vamos hacia la línea de salida. Queremos coger una buena posición y que podamos coger un buen ritmo de carrera (en principio hemos de ir a 4’22” el kilómetro).

Segundos antes de empezar, repaso de nuevo el trazado de la cursa. Lo llevo haciendo mentalmente desde hace un par de días (consecuencia de haberme leído el libro de Kilian Jornet). Tengo claro que los primeros 2 kilómetros hemos de aprovechar la bajada, en el plano coger el ritmo del objetivo, y en el último tramo, intentar no perder mucho tiempo (hay una pequeña subida).

Buena Salida
Repasado. 3, 2, 1, … y salimos. Comenzamos a bajar. La salida es bastante amplia y no hace falta hacer movimientos extraños, ni adelantamientos. Vamos haciendo y tengo la sensación que vamos lentos, pero eso lo controlan mis dos liebres de hoy (Jordi y Fede). Llegamos al kilómetro 1 y miro mi reloj. Genial!!! Lo hemos hecho en 4’05”, muy bien. Encaramos el último tramo de pequeña bajada que nos llevará hacia la recta de ida y vuelta donde transcurre la mayor parte de la carrera.

Fede me pregunta cómo voy. Le contesto que bien, pero llevamos pocos kilómetros y no quiero hacerme ilusiones todavía. Los kilómetros van pasando y me siento muy bien. No sé qué ritmo llevo, pero las dos liebres lo llevan bastante clavado.

Sobre el kilómetro 3 avanzo a un corredor del Club de Atletismo de Olesa (mi pueblo), y esto me da un extra de motivación.

Vamos haciendo y llegamos al final de esta larga recta, giramos y volvemos hacia la llegada. Al poco rato, pasamos por el kilómetro 5, y puedo comprobar que el ritmo es el correcto (o incluso mejor). Hemos hecho 21:18. Con Jordi habíamos planificado hacerlo en 21’45” – 21’50”, por lo tanto, le ganamos unos 30” al crono.

A partir de aquí, comienza la parte difícil del recorrido. Las piernas pueden comenzar a cargarse y el perfil hace subida (pequeña, pero subida). Pero todo lo contrario. Me siento muy bién, e incluso, Jordi me ha de parar diversas veces.

Pasan los kilómetros 6, 7 y después de pasar por debajo de la vía de los Ferrocarriles, llegamos al kilómetro 8. De aquí nos dirigimos hacia la Rambla de Gavá. Aquí noto que no puedo apretar, pero es subida y llevamos un ritmo muy rápido (creo que íbamos a 4’17”).

Dejamos la Rambla y cogemos la calle que nos llevará hacia la entrada al Estadio de Atletismo y la llegada.

Sobre el kilómetro 9, un corredor que llevamos enganchado desde el kilómetro 5, aumenta el ritmo y se me escapa unos metros. Le digo a Jordi que me avise cuando falten 500 metros. Seguimos y justo cuando faltan 500 metros, Jordi me informa que si los hago en 2’30” conseguiré mi objetivo. Mi cabeza en ese momento no es capaz de procesar la información y menos de hacer cálculos (si los hubiera realizado hubiera comprobado que era hacer el kilómetro en 5’, cosa fácil, dado que llevaba 9,5 kilómetros por debajo de 4’20”. Pero esto, en la carrera no lo hice y mi cabeza le dió órdenes a las piernas para que comenzaran a aumentar el ritmo. La orden fue tan fuerte que hago unos 100 metros a ritmo de Usain Bolt (calentando). A los pocos metros, veo que así no podré aguantar y aflojo un poco. No me ha ido nada mal, porque he conseguido adelantar al corredor que se me había escapado y hemos cogido a la chica que va en segunda posición (esto me ha salido de la lectura de las crónicas del Xavier Bonastre).

Continuamos a ritmo rápido y ya pisamos la pista de atletismo. Quedan unos 200 metros, no sé qué tiempo llevo, pero ahora es el momento de apretar y dejarlo todo. Así lo hago. Cuando quedan unos 50 metros para llegar cojo a mis dos liebres de las manos y entramos los tres triunfantes.
Llegada triunfante

Miro el crono y no me lo creo. He hecho 42:40. No sólo he bajado mi anterior mejor marca (44’19”), sinó que he conseguido bajar de 43’.

Me recupero del último esfuerzo (el último kilómetro lo hemos hecho en 4’). Aprovecho para dar las gracias a mis dos liebres (Jordi y Fede). Qué fácil es correr cuando dos cracks te llevan el ritmo. El Sr. Gebresselasie hará de liebre del Sr. Mo Farah en la Maratón de Londres, pero yo no le cambio su liebre por mis dos liebres de hoy. Gracias compañeros!!!

Cuando comenzamos esta aventura, teníamos dos objetivos:
1.- Mejorar la marca personal
2.- Bajar de 44’.

Hoy, he comprobado que el esfuerzo y el entrenamiento hacen que tus condiciones físicas y tu fuerza mental aumente y te lleve a lugares donde antes era impensable llegar. Es comparable al estudiante que se esfuerza y estudia mucho y el día del examen (todo y los nervios) consigue un gran resultado. Hoy he tenido esa misma sensación. Me he entrado bien y el resultado ha sido magnífico.
Objetivo Conseguido!! Gracias Fede y Jordi

Dar la gracias también a Esther y Ona que han sufrido 5 semanas (más) sin poder estar conmigo por las mañanas, llegando tarde los martes, … Sin el esfuerzo que hace Esther, hoy no habría podido escribir esta crónica, ni obtener el resultado de esta cursa. Muchas gracias, te quiero!!!

Sólo recordaros a todos, que es importante que consigamos nuestros objetivos, pero hace falta hacerlo con cabeza. Por la tarde, vía twitter, supimos de la muerte de un corredor en la Media de Gavá. Siempre lo digo, no hay ningún problema en parar, en no conseguir nuestro récord, la carrera más importante siempre es la siguiente y yo no quiero perdérmela. Un recuerdo para el corredor muerto y ánimos a su familia y amigos.

Ahora a descansar una semana (me voy a la nieve con mis niñas), y nos vemos en la siguiente!!!

Xavi Crespo

El Míster de LOS MARTES.

2 llebres, 1 objectiu

Han passat ja dos dies un cop finalitzada la Cinc Cims. Estic molt content pel temps aconseguit, la classificació, ... i em sento molt fort de cames. Així, que sense pensar-m’ho massa, li dic al Jordi que em prepari un planning d’entrenament per millorar el meu temps en 10km (44:19).

Dit i fet. El Jordi em prepara un planning de 3 dies d’entrenament, més un opcional per agafar la rapidesa que les cames no tenen actualment. Busquem on podem fer un bon temps, i després d’analitzar varies curses (Calafell, Gava, Cornellà, ...), decidim que ho intentarem als 10km de la Mitja de Gavà, el dia 02 de Març.

Jo em poso en marxa. Durant 5 setmanes entreno 4 dies. Hi ha entrenaments suaus (normalment els dimarts amb el Fede i la Sandra), matinades (els dijous a les 5:15h), series (els dissabtes amb el Jordi) i tirades llargues amb el Fede (que s’està preparant la Marató de Barcelona).

Els dies passen i cada cop tinc la sensació que les cames continuen igual o més fortes, i el meu cos ha aconseguit agafar un ritme ràpid que necessito per aconseguir l’objectiu.

Arriba el diumenge 02 de Març. Són les 7:45h del matí, i el Fede i el Jordi em passen a buscar per anar a la Cursa (són les meves dues llebres, que em portaran cap al meu objectiu). Deixem el cotxe bastant aprop i ens dirigim cap a la zona de la sortida.

Ens preparem, deixem les bosses i comencem a escalfar. El Fede decideix canviar la talla de samarreta i tornem a pujar al cotxe, per agafar-la i que se la puguin canviar. Un cop fet això, escalfem una mica més i ja ens dirigim cap a la línia de sortida. Volem agafar una bona posició i que poguem agafar un bon ritme de cursa (en principi hem d’anar a 4:22 el kilòmetre).
Quina sort que tinc!!! Bones llebres, millors amics

Segons abans de començar, repasso de nou el traçat de la cursa. Ho porto fent mentalment des de fa un parell de dies (conseqüència d’haver-me llegit el llibre del Kilian Jornet). Tinc clar que els primers dos kilòmetres hem d’aprofitar la baixada, en el pla agafar el ritme de l’objectiu, i en l’últim tram, intentar no perdre massa temps (hi ha una petita pujada).

Bona sortida
Repassat. 3, 2, 1, ... i sortim. Comencem a baixar. La sortida és bastant àmplia i no cal fer moviments estranys, ni avançaments. Anem fent i tinc la sensació que anem lents, però això ho controlen les meves dues llebres d’avui (Jordi i Fede). Arribem al kilòmetre 1 i miro el meu rellotge. Ostres!!! L’hem fet a 4’05”, molt bé. Encarem l’últim tram de petita baixada que ens portarà cap a la recta d’anada i tornada on transcórre la major part de la cursa.



El Fede em pregunta com vaig. Li contesto que bé, però portem pocs kilòmetres i no vull fer-me il·lusions encara. Els kilòmetres van passant i hem sento molt bé. No sé quin ritme porto, però les dues llebres ho porten bastant clavat.

Sobre el kilòmetre 3 avancem a un corredor del Club d’Atletisme d’Olesa (el meu poble), i això  em dóna un extra de motivació.

Anem fent i arribem al final d’aquesta llarga recta, girem i tornem cap a l’arribada. Ben aviat, passem pel kilòmetre 5, i puc comprovar que el ritme és el correcte (o fins i tot millor). Hem fet 21’18”. Amb el Jordi havíem planificat fer 21’45” – 21’50”, per tant, li guanyem uns 30” al crono.

A partir d’aquí, comença la part difícil del recorregut. Les cames es podrien començar a carregar i el perfil fa pujada (petita, però pujada). Però tot el contrari. Em sento molt bé, i fins i tot, el Jordi m’ha d’aturar diverses vegades.

Passem els kilòmetres 6, 7 i després de passar per sota les vies del Ferrocarrils, arribem al kilòmetre 8. D’aquí ens dirigim cap a la Rambla de Gavà. Aquí noto que no puc apretar, però és pujada i portem un ritme molt ràpid (crec que anàvem a 4’17”).

Deixem la Rambla i ja agafem el carrer que ens portarà cap a la entrada a l’Estadi d’Atletisme i l’arribada.

Sobre el kilòmetre 9, un corredor que portem enganxat des del kilòmetre 5, augmenta el ritme i s’escapa uns metres. Li dic al Jordi que m’avisi quan faltin 500 metres. Seguim i just quan falten 500 metres, el Jordi m’informa que si ho faig en menys de 2’30” aconseguiré el meu objectiu. El meu cap en aquell moment no és capaç de processar la informació i menys de fer càlculs (si l’hagués fet hauria comprovat que és fer el kilòmetre a ritme de 5’, cosa fàcil, donat que portàvem 9,5 kilòmetres per sota de 4’20”. Però això, en cursa no ho vaig fer i el meu cap dóna ordres a les cames que comencin a augmentar el ritme. L’ordre és tant forta que faig uns 100 metres a ritme de l’Usain Bolt (escalfant). Als pocs metres, veig que així no podré aguantar i afluixo una mica. No ha anat malament, perquè hem aconseguit avançar al corredor que s’havia marxat i hem agafat a la noia que va en segona posició (això m’ha sortit per llegir les cròniques del Xavier Bonastre).

Continuem a ritme ràpid i ja trepitgem la pista d’atletisme. Queden uns 200 metres, no sé quin temps porto, però ara és el moment d’apretar i deixar-ho tot. Així ho fem. Quan queden uns 50 metres per arribar agafo a les meves dues llebres de les mans i entrem tots tres triomfants.
Arribada Triomfant

Miro el crono i no m’ho crec. He fet 42:40. No només he baixat la meva anterior millor marca (44’19”), sinó que he aconseguit baixar de 43’.

Em recupero de l’últim esforç (l’últim kilòmetre l’hem fet en 4’). Aprofito per donar les gràcies a les meves dues llebres (Jordi i Fede). Què fàcil és córrer quan dos cracks en porten a ritme. El Sr. Gebresselasie farà de llebre del Sr. Mo Farah en la Marató de Londres, però jo no li canvio la seva llebre per les meves dues llebres d’avui. Gràcies companys!!!

Quan vam començar aquesta aventura, teníem dos objectius:
1.- Millorar la marca personal
2.- Baixar de 44’.

Avui, he comprovat que l’esforç i l’entrenament fan que les teves condicions físiques i la teva força mental augmentin i et portin a llocs on abans era impensable arribar. És comparable a l’estudiant que s’esforça i estudia molt i el dia de l’examen (tot i els nervis) aconsegueix un gran resultat. Avui he tingut aquesta mateixa sensació. M’he entrenat molt bé i el resultat ha estat esplèndid.
Objectiu Aconseguit. Moltes Gràcies al Fede i al Jordi

Donar les gràcies també a l’Esther i l’Ona que han patit 5 setmanes sense poder gaudir de mi pels matins, arribant tard els dimarts, ... Sense l’esforç que fa l’Esther, jo avui no hauria pogut escriure aquesta crònica, ni el resultat d’aquests cursa. Moltes gràcies, t’estimo!!!!
  
Només recordar-vos a tots, que és important que aconseguim els nostres objectius, però cal fer-ho amb cap. A la tarda, pel twitter, ens vam assabentar de la mort d’un corredor a la Mitja de Gavà. Sempre ho dic, no hi ha cap problema en parar, en no aconseguir el rècord, la cursa més important sempre és la propera i jo no vull perdre-me-la. Un rècord pel corredor mort i ànims a la seva família i amics.

Ara a descansar una setmana (em vaig a la neu amb les meves nenes), i ens veiem a la propera!!!

Xavi Crespo

El Míster de LOS MARTES.