dilluns, 14 d’octubre de 2013

MI PRIMERA CURSA EN COLLBATO.

Después de que el equipo de los Martes, haya realizado la cursa Collbatonia los últimos años,  con podio incluido para Sandra, éste año, que no va nadie del equipo, me da por apuntarme a mí, que pereza.

La verdad es que muchas ganas de correr un sábado 21 de Septiembre por la tarde a las 17:30 y con una temperatura de 28º, no es que apetezca mucho correr, pero, nadie dijo que iba a ser fácil correr¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Son las 16:30 de la tarde, y nos levantamos del sofá Isa y yo, para ir a recoger el dorsal de la cursa, todavía tengo los berberechos en el cuello, del aperitivo que hemos hecho a eso de las dos y media de la  tarde, llegamos a Collbató y aparcamos sin problemas, mientras caminamos hacia el pabellón donde entregan los dorsales, nos encontramos por el camino a Lorena y a Robert, el cual no se salta ni una carrera, está en todas, y me dice que el domingo siguiente, le toca la maratón de Zaragoza (TELA).

Ya tengo el dorsal el 220 me ha tocado, me lo coloco en la camiseta y ya empiezo a ponerme nervioso, no sé por que, pero antes de las carreras me pongo un poco de los nervios últimamente, eso debe ser, porque estoy pasando de Promesas a “Profesional”.  Dejo a Isa con Lorena y Robert, hablando de sus marujeos y yo me voy a calentar un poco, ya que la cursa que me espera tiene un poco de subida y mejor estar caliente, ya se sabe.

Empieza la carrera a eso de las 17:45, hace mucho calor y como siempre, tiro más de lo que puedo, “esto cansa”, en el kilómetro y medio aprox.., veo a Isa que me saluda,  me hace una foto, todavía hago buena cara. Bajamos un poco para el Montserrat Express, y al girar a la derecha, empieza la subida del tenis, tela la subidita y que calor, al final de la subida veo a mi hermana Mari Carmen y al cuñado (Carlos) con la Kira (su perra), me saludan y me dice mi hermana, “lo difícil ya está”, y yo voy, y me lo creo. Sigo corriendo al cabo de algún km más hay un desvío, nos metemos por un camino de tierra y piedras, que sufrimiento, voy chino-chano, a mi ritmo, haciendo los kilómetros como puedo, se hace interminable. Cuando llegamos a la Vinya Nova, teóricamente se acaba la subida, sólo quedan 2 Km. 800 m para llegar a la meta, empieza el llano y la bajada, dejo el resto y empiezo a apretar los dientes, a falta de 400 metros se ha de girar a la izquierda, pero me equivoco y tropiezo con la cinta que cierra la calle anterior, estoy fuera de mí, la gente me guía y me dice, “por ahí no es”, (menos mal que la cinta me ha parado”, continúo y cojo la calle que toca, ya veo casi la meta y me pego un Sprint que me hace salir el último Km. A una media por debajo de 3:45 min/Km.
 
Se acabó el sufrimiento, vuelvo a llegar algo descompuesto, tiempo total 44:58. Posición 74 de 343 llegados.

El Promesas
Fede